La-Mulana

La-Mulana

La descarga ya no está disponible. La causa podría ser que el programa haya sido descatalogado, por un problema de seguridad o por alguna otra razón.

Dark Souls + Spelunky + Myst = El reto que estabas buscando

La-Mulana bien podría ser el resultado de una relación prohibida entre tres juegos desquiciantes, cada a su manera: esta aventura en 2D ostenta la misma emoción que Spelunky, la dificultad adictiva de Dark Souls y los puzles enrevesados de Myst. Es el reto que llevabas demasiado tiempo deseando. Ver descripción completa

PROS

  • El diseño de las mazmorras
  • Sus acertijos
  • Su deliciosa dificultad

CONTRAS

  • No pretende contentar a todo el mundo

Muy bueno
8

La-Mulana bien podría ser el resultado de una relación prohibida entre tres juegos desquiciantes, cada a su manera: esta aventura en 2D ostenta la misma emoción que Spelunky, la dificultad adictiva de Dark Souls y los puzles enrevesados de Myst. Es el reto que llevabas demasiado tiempo deseando.

A los pocos minutos de empezar el título te sentirás realmente inmerso en una gran y emocionante aventura pese a su aspecto retro. Pocos juegos combinan con tanta maestría elementos como exploración épica, acertijos complejos y trampas de todo tipo ya sean en forma de monstruo o de obstáculos al más puro estilo Indiana Jones.

A modo de analogía, piensa en un Spelunky con un recorrido predefinido en lugar de generar aleatoriamente los niveles al empezar cada aventura.

Si aceptas el desafío de La-Mulana te adentrarás en un grandioso mundo semi-abierto compuesto por mazmorras (más de una docena en total) conectadas entre sí. Su progresión recuerda mucho a los Metroid de Nintendo ya que en muchas ocasiones la solución al problema de un nivel se encuentra oculta en otro.

Prepárate para coger lápiz y papel: los escenarios están repletos de pistas cripticas que te obligarán a esforzarte tanto fuera de la pantalla (para pensar en posibles soluciones) como dentro de ella (para llevar a cabo tus rebuscadas hipótesis). Es como Myst, solo que aquí el mundo, aparte de hacer bonito, también existe para intentar acabar con tu vida constantemente.

Y es que a veces pasar de una pantalla a otra en La-Mulana puede considerarse toda una victoria de lo difícil que es. En este sentido bien podría haberse denominado “Dark Souls en 2D” y nadie se hubiese sorprendido.

Cada habitación ha sido pérfidamente diseñada para que te mueras decenas de veces antes de encontrar sus secretos, deducir el punto débil del patrón de movimiento de los enemigos… La-Mulana sigue la estela de los últimos juegos que apuestan por una dificultad despiadada pero justa que valora el esfuerzo y no ofrece concesiones para que tus victorias sean dulcísimas y gratificantes.

Su alta dificultad nos lleva al gran defecto del juego: no está hecho para contentar al usuario medio, aquel que tan solo quiere pasar un par de horas de la tarde viviendo una aventura con la dificultad adecuada para acabar la partida con la falsa sensación de haber avanzado bastante gracias a su pericia. Avisado quedas.

La-Mulana es una aventura de unas 30 horas de duración que requiere tiempo, paciencia y esfuerzo. Te advierto que quizás te pases horas sin avanzar en absoluto o hilvanando posibles soluciones que te llevarán a callejones sin salida.

Te encuentras ante una amante despiadada en los primeros arrumacos pero satisfactoria si aguantas un par de rounds. Si estás sonriendo de placer ante esta premisa, entonces no te lo pienses dos veces y adéntrate en sus mazmorras.